miércoles, 18 de enero de 2017

LOS RUDIMENTOS DEL SILENCIO




LOS RUDIMIENTOS DEL SILENCIO


He oído decir que el silencio se parece a una mujer desnuda. Que tiene fulgor de abismo y de sombra. Que para atraparlo hay que saber de precipicios y de escotes. Parece que no basta vivir para alcanzarlo, hay que saber morir en cada momento si pretendes su compañía. El silencio es un mar agitado. Habrás de tocarlo como un violín o una cigarra. Si lo conoces, lo amarás. Si lo desprecias, te destruirá. El silencio es como un gato o como una enredadera. Hay quien asegura que otorga poderes o los amplía. Deberás saber desnudar a todas las palabras si algún día persigues que tu lengua lo lama.

Ten cuidado, el día menos pensado aparece y te marchita. Viene para quedarse, no tengas prisa.

4 comentarios:

  1. Chispeante silencio, ese en cuyos rudimentos buscas compañía.
    Iremos con cuidado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo!!! Habrá que ir con cuidado sí.

      Eliminar
  2. El silencio... A mí me dice todo eso que tan maravillosamente has descrito y más... A veces... Me habla.

    Se te echaba de menos, amigo Jorge.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ya sabía yo que tenías algo de bruja (buena)!

      También yo echaba de menos tus fieles y reflexivos comentarios.

      Mil más!

      Eliminar