lunes, 14 de noviembre de 2016

REFLEXIONES ETIMOLÓGICAS



REFLEXIONES ETIMOLÓGICAS


Venus es la diosa del amor, la belleza y la fertilidad para los romanos. Su equivalencia en el panteón griego es Afrodita. Pero no es lo mismo afrodisíaco, que venéreo. La palabra procedente de Grecia es positiva; tiene un algo de trampolín del placer, de canto a lo carnal. La romana no ha tenido tanta suerte; posee connotaciones de enfermedad, de peligro al acecho, de cuidado con la muerte. Parece que la iglesia cristiana, católica, apostólica y romana, más acostumbrada a la castidad que al jolgorio, tuvo algo que ver.

Como etimólogo debo ser neutral, pero como discípulo del Arcipreste de Hita y de los acertijos conjeturo que el amor -dónde va a parar- es mucho más venéreo que afrodisíaco. ¡Ahí, lo dejo!

4 comentarios:

  1. Ciertamente, Jorge, hermosa reflexión etimológica. :-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Yayone. Y me he tenido que cortar porque estaba delirando sobre cómo las culturas conquistadoras se apropian de las palabras y les dan su interpretación, en fin!

      Otro abrazo!

      Eliminar
  2. Qué buena reflexión, amigo Jorge. Durante mi época estudiantil el vendaje Afrodita era el que más me gustaba practicar... Ya ves en la medicina tiene su paraíso particular. Y dale con los pareados!!

    Mil besitos y feliz gran luna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ooohhh! qué es el vendaje Afrodita, explícamelo pero ya, suena guay! Vivan los pareados!

      Feliz gran luna también para ti!

      Eliminar