miércoles, 9 de noviembre de 2016

EL ATÚN FILOSÓFICO



EL ATÚN FILOSÓFICO


Demasiadas preguntas para un atún: ¿la luz que dividía su tiempo acuático era Dios?, ¿las corrientes marítimas, que lo arrastraban de aquí para allá, provenían del vaivén de alguna ballena colosal desconocida? ¿Eran cuerdas mágicas hacia otro mundo esos hilos plateados que nacían de las sombras voladoras o finos demonios disfrazados de comida, intentando probar la rectitud de su nado?

En esas nadaba el atún filosófico cuando se encontró a la sirena mística –encuentro tal, sólo ha sucedido siete veces en la historia de los mares-, así que aprovechó y la asedió con sus asombros. La sirena lo escuchó con paciencia oceánica, moviendo su cola dorada con la sensualidad de los enigmas, y le dijo –limítate a estar como pez en el agua-

Sacó dos conclusiones: o las sirenas son unas charlatanas o si vivía su vida plena de atún, las respuestas se le desvelarían sin preguntas.

¡Para ser un día cualquiera, tuvo revelaciones para rato!

4 comentarios:

  1. Yo le haría casos a la sirena... Además de seguir llevando la vida de atún... Porque siempre hay que tener inquietudes, si no seríamos simples marionetas.
    Me gustó esta filosofar marino.

    Mil besitos, amigo Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viva la filosofía, con sus saberes y corrientes submarinos!
      Las sirenas son buena gente, demasiada mala prensa, como las brujas, les han dado los mass media jeje.

      Mil pescados azules para ti!

      Eliminar
  2. Coke, tienes que hacer un Bestiario. Eres la persona indicada, por estilo, gracia e inspiración.
    Viva el atún,y que no sea Calvo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ooooohhhh, pués no te creas que no lo había pensado, de momento, dejaré que estos seres sigan poblando mi imaginación y mi cuarto, a ver si algún día les da por hacer una banda, jeje. Nosotros somos más de Atún Rianxeira, por su auténtico sabor a pescado azul (poner aquí un guiño).
      Un abrazo Txisko!!!

      Eliminar