jueves, 3 de noviembre de 2016

LA MUJER INFINITA



LA MUJER INFINITA


Cuando el cartógrafo quiso reunir y analizar las medidas de su última aventura, se dio cuenta de lo inviable de la tarea: esa mujer tenía longitud de firmamento.

En su espalda naufragaban los navíos y en su pubis yacían los dragones. De sus besos salían rutas de la seda o traían especias  como  el sándalo, la albahaca, la canela… ¡sus labios más parecían un mercado! Un lío para todas las brújulas eran sus siete puntos cardinales, sus latitudes un laberinto, las longitudes qué minotauro. ¿De cuántas colonias fundadas hablamos, si nos referimos a sus pecas? ¿Dónde empezaban sus rumbos, dónde acababan sus sueños? ¿Qué Ptolomeo se atrevería, sin perderse, a tratar de contar sus confines? ¿Era un astro o un océano?

Pretendió, de veras, inventariar a esa mujer; no fue posible: sus misterios de sirena se salían del mundo conocido. Volvió loco al horizonte.

6 comentarios:

  1. Yo me pierdo, en el buen sentido, en tus metáforas; quiero decir que me sumerjo en ellas, que divago en una amalgama de mil ideas que se transforman en bellas imágenes ante mis ojos.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya buceadora estás hecha Mag!!! las metáforas trato de que sean punto de fuga, así que me pongo bebo un chupito a tu salud.

      Otro del tamaño de una metáfora jeje!

      Eliminar
  2. No es de extrañar que el horizonte enloqueciera, tal fenómeno femenino es digno de estudio y adoración por el exceso de maravillosas fantasías.
    Te felicito, amigo Jorge... Me encantó.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, parece que tengo algo de ilusionista, mucho cuento es lo que tengo.
      (aunque habrá que reconer que todos hemos vivido el amor en esa magnitud, no?)

      Otro para ti!

      Eliminar
  3. Pinceladas porque es infinita, esta mujer; no inventariable por naturaleza
    Hay una realidad que responde a tu literatura, a ttus metáforas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por darte garbeo infinito!!!

      La mujeres son el rostro del misterio.

      Un abrazo maestro.

      Eliminar