sábado, 5 de noviembre de 2016

Ella, no miraba escaparates.



Ella, no miraba escaparates.


Hay que ver, lo rarita que era Julia. Ni zapatos de tacón usaba. Y ese pelo endemoniado, que a saber en qué selvas compraba las almohadas. Salías a pasear con ella, y si en diez minutos, no decía el nombre científico de todos los árboles y flores que encontrábamos en el camino, se ponía como caracol enfurruñado. Y no sabías si estaba matriculada en Biología o en Bellas Artes: era un lío esa mujer. O cuando bailaba descalza en las verbenas, jugándose a la ruleta si un cristal o un hongo al acecho iban a lastimar sus pies. Viendo la televisión era un laberinto: ¿qué gusto le encontraba a empezar con un documental y rematar la velada con una película antigua? Y sus modelitos de pintora surrealista… ¿cómo se llamaba?... ¡ah, sí!, la Carrington, la surrealista esa, que en su casa la conocerían, pero en el barrio andabamos todos como si hubiera sacado a su modista de un frenopático. Lo que es una verdadera incógnita, era su aversión a los escaparates: ¿sería anticapitalista, alguna alergia con la moda, un trauma infantil con los maniquíes?

Llevo veinte años locamente enamorado de Julia y todavía me pregunto el porqué.

4 comentarios:

  1. Porque simplemente es ella, auténtica y sin atisbo de imitar a nadie por gustar o gustarte.
    Me ha encantado... Tal vez porque yo fui y soy la rara.

    Mil besitos, amigo Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Touché! Le encanta su autenticidad.

      Podemos montar una banda de raros, porque en mi casa a mi me daban hasta medallas, jeje.

      Mil dragones para ti (ves que raro, ah, y dragones de los buenos)!

      Eliminar
  2. Porque no comulga con muchos tópicos de lo que se llama gente "normal", digámoslo así, exactamente por eso mismo la amas, es, única.

    Considero-me "rarita" ;P

    Abrazo, Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra para la banda, bienvenida Yayone!

      El personaje ama a Julia. Yo amo al personaje de Julia, vale la amo también! Al personaje lo amo menos, que no soy yo, pero también soy yo, luego he de esforzarme en amarlo... vaya, mira lo que has conseguido Yayone, volverme más tarumba jejeje.

      Otro abrazo para ti!

      Eliminar