jueves, 24 de noviembre de 2016

EL DRON



EL DRON

Ícaro robótico
que traes al naciente siglo
las viejas utopías aladas.
Insecto mecánico
que picas en el aire
al aire mismo.
Brote aéreo de la imaginación
que democratizas el vuelo.

Pero no son anhelos los que te crean,
son las piedras con sangre de sus manos
las que darán sentido a tu acrobacia:
parar matar el hombre se refina.

Y no somos ángeles:
somos ceniza,
cera derretida.
Apenas merecemos
el sueño de volar.

2 comentarios:

  1. Me ha encantado eso de Ícaro robótico. Realmente tienes el don de versar tanto objetos como objetivos.

    Mil besitos, amigo Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, el mérito se comparte con la profe, que es la que nos saca de la zona de confort poética.

      mil más!

      Eliminar