jueves, 17 de noviembre de 2016

DEMONIO EN PARO



DEMONIO EN PARO


-¡Camarero, póngame otra crema de orujo!- balbuceaba el demonio sentado en la barra de bar. –Mira que las ha habido buenas, donde uno podía tentar a sus anchas, plantar pecados en los hombres y quedarse mirando a ver cómo les crecían por dentro como árbol de angustias. Pero nada, a mí me ha tocado nacer en una época apocalíptica- continuaba su monólogo etílico, extendiendo su cola de pavo real para enfatizar el desencanto. –Dejé de frecuentar vagancias, había apaciguado a mis ángeles, estaba preparado para hacer mi trabajo como Dios manda y la humanidad, insolidaria, no me necesita para hacer el mal- vociferaba mientras iba al baño haciendo eses de serpiente. –Seguro que Baphomet se entera y vuelvo a mi antiguo puesto como intendente del guardarropa satánico- gruñía de vez en cuando.

El demonio cogió el chaquetón adaptado a su cuerpo de mula y salió a tropezones del bar, despidiéndose de los parroquianos con un epitafio: ¡Última vez que apuesto por la especie humana!

8 comentarios:

  1. Última vez que apuesto por la especie humana"
    Con lo fáciles que somos de convencer para ser malignos y pecadores...
    Ocurre que ya aprendimos... Somos algo autodidactas... Le hicimos el trabajo.
    Imagino al demonio con su cuerpo de mula y realmente, amigo Jorge... Lo has vestido con tus letras.
    Aplauso incondicional.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues llevas razón: con lo perezosos que somos para tantas cosas, pero para el mal, somos unos figuras.
      Gracias por el aplauso, pero que sea condicional, que si no me relajo.

      Mil gracias!

      Eliminar
  2. Satánico a más no poder. Yo también he visto a Belcebú en un bar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja. No serías tú el diablillo?

      un abrazo brother!

      Eliminar
  3. Un pobre ingenuo... La escena recogiendo el chambergo... Es única... La he imaginado como si estuviera esperando a que recogiera su abrigo y dejará sitio al mío.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí da un poco de penita, el demonio éste. Como tú cojas el relevo, remontarías al gremio de los diablillos jeje.

      Otro para ti, Mag, y gracias por dejar tus azules por aquí!

      Eliminar
  4. Esos sitios tuyos tan inspiradores. Estas que te sales con la musa.

    Un abrazo poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo dice mi musa Jaime Urrutia "bares, qúe lugares, tan gratos para conversar.."

      Más que poeta, cuentista jeje. Otra para ti Rita.

      Eliminar