jueves, 6 de octubre de 2016

LA MUJER AZUL




LA MUJER AZUL


¿Quién es capaz de defenderse de su azul? ¿De apartar el camino de su galope de nubes, de quitar la mirada a sus pechos ultramarinos? ¿Quién resiste el soplo íntimo del vuelo de su falda? ¿Quién, en su sano juicio, no lo pierde?

La mujer azul tiene algo de mezquita y de hembra cabría, de mal de ojo y dolor de entrañas, de talismán erótico y baile blasfemo. Venida de los mitos más antiguos (aire del aire, fuego del fuego) aparece una vez en la vida, y la devasta emancipándola.

Mírala: ten miedo. No huyas: ella es el refugio. Observa cómo se desprenden incandescentes las pavesas azules de su cuerpo.

7 comentarios:

  1. Es una diosa digna de alabanza para entregarse a ella como ofrenda voluntaria, para perder el juicio o entregarlo a conciencia.
    Propuesta muy bien llevada, Jorge.
    Me gusta el sentimiento que la magnifica, entre divina y terrenal.
    Ya se te echaba de menos.

    Mil besitos, amigo mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo firmemente, que tu poema me ha influido al escribir este texto. Digamos es una variación sobre el tuyo. Así que el mérito es de los dos!

      Gracias por tu anális crítico y sentimental, así me gusta los ensayos.

      Yo también echaba de menos tus palabras.

      Mil dragones, my friend!!!

      Eliminar
    2. En serio?? Es un honor servirte de inspiración.

      Sigue guardando besos, My friend.

      Mil besitos de jueves.

      Eliminar
  2. Hola, Jorge. Te he ido leyendo a través de los enlaces de Auro pero hoy, al ver el título, no he podido evitar dejarte comentario y es que el azul, es azul... Y es que la mujer azul es como tú dice, un oasis en el desierto, una muralla infranqueable o todo el poder divino en la luz de sus ojos.

    Una belleza de texto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joe, gracias Mag!!! Por tus hermosas palabras, tan azules como las de la mujer azul, y por regalarme algo de tu tiempo comentando mi texto. Vaya regalazo!

      Otro besazo, azul!

      Eliminar
  3. Pero que bien describes y versas todo lo azul...

    Un abrazo poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rita! Lo azul tiene tantos matices, ya sabes!

      Otro abrazo!!!

      Eliminar