jueves, 6 de octubre de 2016

GÉNEROS




GÉNEROS



Para el cuentista cada comienzo es un "Érase una vez".
Para el poeta es un "Abracadabra"
Juan Manuel Uría.



Érase un Abracadabra que tuvo un romance con un Colorín Colorado, pero no del tipo “y comieron perdices”, sino a la manera macabra de los cuentos de terror. Y hace más de mil años que andan con enredos y riñas, tirándose metáforas a la cabeza o rompiendo finales cada dos por tres. 

Parece que el lío se demora por siempre jamás y no hay príncipe ni verso revelador que apacigüe los ánimos. ¡La Novela se plantea, seriamente, tomar cartas en el asunto!

2 comentarios:

  1. Tintas con humor lo que bien podría llevarse a la vida real... Junta un soñador con un terrenal y ahí tienes la riña para hacer una novela.
    Me encantó esta fusión de pareceres.

    Mil besitos, amigo Jorge.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, mi amiga.

    Viva el humor, el soñar, lo terrenal... todo junto en su cocktail vital.

    (Me siento Tío Gilito con tus besos, ya tengo una caja fuerte del tamaño de un edificio)

    Pues mil más!

    ResponderEliminar