sábado, 8 de octubre de 2016

EN CONSTRUCCIÓN



EN CONSTRUCCIÓN


¡Menudo edificio metafísico había montado! Dos mil trecientos setenta y siete de sus yoes se alzaban en el patio de la casa. –La identidad es una máscara para los días de domingo- decía, entre otras travesuras.

No es que buscase una esquizofrenia de adorno que le otorgara cierto prestigio en su círculo de pintores, sino una aventura filosófica de calado: estaba dispuesto a desenmascarar el espejismo de la personalidad.

El problema que lo condujo a la desaparición total -él prefería el término "fusión con la multiplicidad del ser"- consistió obviamente en su inconstancia material. Llegó un día que era imposible saber si estabas hablando con una piedra, un árbol o con un elemento de la tabla periódica.

Sólo una chica del barrio pareció comprender el corazón de sus mudanzas:- ¡qué veleta está hecho!- dedujeron sus ojitos de enamorada.

4 comentarios:

  1. Ahí está la constante levedad del ser. Ser uno mismo algo más intenso, menos edulcorado, más descafeinado... Quién seré para este sábado??
    Pero el que nos conoce... No hay hábito que se le escape.
    Muy consecuente este texto, amigo Jorge.

    Agradezco que te gusten mis comentarios, pero sólo digo o expreso lo que me hace sentir al leerte... reconozco que divago porque a mi mente no hay quien la controle cuando empieza a volar y sin motor ;-)

    Mil besitos on saturday.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "¿Quién seré para este sábado?" esa frase da para un cuento!

      Me encanta ese delirio volandero tuyo, yo también empiezo hablando de Logroño y acabo mencionando a los pueblos del mar o a los cangrejos de río. No dejes de volar!

      Más gracias y más besos!!!

      Eliminar
  2. Que veleta esta hecho! Cuanta razón tenía esa chica. Y no es necesario estar enamorada para darse cuenta que es eso lo que transmiten tus escritos, al menos este. Siempre hay que ser perturbadoramente uno mismo. Genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé que está pasando esta semana, pero estas semanas estoy teniendo una correspondencia a mis textos!!! Te agradezco un potosí tu lectura, me redescubres el texto. Me encantado eso de "ser perturbadoramente uno mismo" Estoy por plagiarte Mendiel jeje.

      Muy, pero que muy agradecido que te guste.

      Espero verte por estos lares o mares con más frecuencia, con tus comentarios da gusto!

      Eliminar