jueves, 13 de octubre de 2016

EL SURREALISTA ENAMORADO



EL SURREALISTA ENAMORADO

Le trepaban los tranvías por la columna, porque hay que ver cómo le ponía de caliente el inconsciente. Andaba todo el día perfumado con heces de ornitorrinco, a la espera de que el universo, con uno de sus azares de prestidigitador,  conspirase por juntarlos en la ciudad. Su relación más que platónica era insecticida, violenta, como sacada de la antesala de un sueño venenoso. ¡Qué ganas de fundir su arte con la vida le entraban, cuando la veía volando por el bulevar! Si hasta la había profetizado en uno de sus cuadros: una abeja reina y azul devorando a sus zánganos. El hecho de haber sustituido los filamentos de los pinceles por sus cabellos, tenía algo de consecuente. -Cómo no preferir un naufragio a una rosa- se decía, cuando a Ella le daba por germinar entre sus pensamientos. 

Revelación, la llamó. Estuco veneciano, la llamó. Cometa íntimo que surca mis arterias, la llamó.

10 comentarios:

  1. Los surrealistas lo que tienen es que sus enamoramientos son tan caprichosamente inconscientes que no son capaces de transmitirlos, lo cual que tienen fama de arúspices, chagallianos, simbolistas. Y no transmiten las piezas con las que arma su lenguaje galvánico.
    Buen retrato, Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quitando la charlatanería propia de todas las revoluciones vitales (porque el surrealismo lo es) a mí sí que me trasmiten verdad. Supongo que será cuestión de gustos o sensibilidades distintas.

      Gracias por tus palabras Txisco. Aprecio mucho tus ánimos y tus opiniones me hacen reflexionar mucho, siempre para bien.

      Eliminar
  2. Sin lugar a dudas estaba colado por ella. Sentirla así en el pensamiento, es porque ella tenía cierto poder sobre su cuerpo y su mente.
    Me encantan tus metáforas!!!

    Mil besitos, amigo Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El surrealisa ese estaba coladito por ella, desde luego!!!

      Gracias por lo de las metáforas, pues tengo unas sinécdoques que quitan el hipo, jeje.

      Otro beso literario para ti!!!

      Eliminar
  3. Woooow!que espectacular, me encantó la manera tan peculiar de llevar el relato tan atrapante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues doble woooow de gracias!!! La verdad que es un texto que pensaba que sólo me iba a gustar a mí.

      Un saludo Gracielamar Piris, espero que los siguientes esten a la altura!!!

      Eliminar
  4. Woooow!que espectacular, me encantó la manera tan peculiar de llevar el relato tan atrapante.

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Pues yo también alucino de que te alucine, habrá que alunizar digo yo, jeje.

      Gracias nuevamente Mendiel!

      Muchos yeahhhhhssss!!!

      Eliminar