miércoles, 21 de septiembre de 2016

LOS ESTORNINOS PIROTÉCNICOS




LOS ESTORNINOS PIROTÉCNICOS


El encuentro metafísico de Julen Gorostiza, pirotécnico, y Mónica Ferrara, ornitóloga, supuso un acontecimiento mundial de primer orden. No ya por las virguerías lumínicas o posturas volanderas de sus excéntricas noches de amor -que también- sino porque idearon una función que dejaría pasmado a medio planeta.

Mónica tuvo la idea de amaestrar una bandada de estorninos para que realizaran las fantasías que caracterizan los fuegos artificiales. La coreografía volatil se montó según las directrices de Gorostiza; tercera generación de pirotécnicos valencianos, emparentado además por parte de padre, con los cocineros más vanguardistas del País Vasco –tal vez por eso, su vocación de adelantado-.

Ver para creer: los estorninos, más parecían saltimbanquis que pájaros al uso. ¡Sus palmeras pintadas en la noche se derretían como si fueran un celestial castillo de naipes! ¡Sus cascadas invertidas eran asombro de niños! ¡La figura de la culebra parecía que hubiese sido diseñada para ellos! ¿Y qué decir que estuviese a la altura, de sus fugitivas ruedas de fuego?

Como en todo, esta exhibición aérea, tuvo sus peros, porque al igual que sucedió con la moda de la Belle Epoque en la que pajaritos disecados adornaban la sombrerería de las chicas bien, los estorninos pasaron a formar parte de las especies en peligro de extinción. Se puso tan en boga este tipo de espectáculo, que fue copiado de continente en continente, haciendo temer por la desaparición total del misterio de estas aves –acababan exhaustos tras el derroche farandulero y muchos morían, a saber si de pena o de fatiga-.

Tras su fracaso empresarial, Julen y Mónica todavía rememoran en sus noches de amor el jeroglífico alado de los estorninos. Nunca se sabrá si eran en verdad unos románticos incurables o unos psicópatas.

3 comentarios:

  1. Nunca lo habría imaginado... Una bandada de estorninos simulando las fantasías de los fuegos artificiales.
    Una auténtica delicia leerte, Jorge. Pintas imágenes que roban sonrisas y acuarelas en la imaginación.

    Genial, me encantó leerte.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya sorprendido, de eso se trata, de liberar o liberlarse de la realidad o su espejismo.
      Ya me puedes decir tu verdadera nombre, mereces ser la protagonista de una bagatela, por lo menos.

      Besos al ajillo!!!

      Eliminar
  2. Eso es halagador, Jorge.
    Si mi nombre te inspira para una bagatela...no me queda nada más que añadir que un GRACIAS, a ti.

    Mil besitos, siempre.

    ResponderEliminar