viernes, 23 de septiembre de 2016

LA MANO NEGRA





LA MANO NEGRA


Detrás de súbitos flechazos, de calcetines que no aparecen, detrás del olvido de cumpleaños y aniversarios, de inusuales encuentros con personas en las que uno estaba pensando a lo largo del día: detrás de todos esos acontecimientos, en  apariencia fortuitos, se encuentra La Mano Negra.

Antigua divinidad de los etruscos, amanuense espiritual para los Pueblos del Mar, Animal-Dios de los egipcios y súcubo demoníaco para muchos alquímicos, La Mano Negra viene haciendo travesuras desde el principio de los tiempos.

Los estudios arcanos más respetables hablan de un Dios caído en desgracia que fue castigado con el despedazamiento de sus miembros, a través de todo el universo, por un pecado original que no se ha podido descifrar: ¡algo gordo debió ser!

En suerte cósmica, a la tierra llegó su mano omnipotente y revoltosa. Desde entonces, los humanos sufrimos sus diabluras siniestras (parece que nos tocó la zurda), ignorando cuánto de sagrado tienen las casualidades.

2 comentarios:

  1. Particularmente tienes ese don de imaginar la historia que rodea a las cosas. El motivo de nuestros males... La mano negra de un Dios desobediente.

    Me encantó la frescura de este relato.

    No son tantos... Sólo son
    Mil besitos, Jorge.

    ResponderEliminar
  2. Joe, estoy empezando a necesitar tus hermosas palabras, me estás malacostumbrando! Pero gracias, muchas gracias.

    Son de besos para ti, Auroratris!


    ResponderEliminar