jueves, 22 de septiembre de 2016

LA GUERRILLERA


Foto de Javi Aguilar "Mujer Maquisard"
sacado de su estupenda página www.javiaguilar.com


LA GUERRILLERA


A pesar de las sonrisitas descreídas de sus compañeros de trinchera, Cristina seguía creyendo fanáticamente que la ternura y la imaginación podían cambiar el mundo.

Así que en vez de realidad, decía espejismo y en vez de balas, utilizaba carantoñas o arrumacos. El verbo fusilar se metamorfoseó en sus labios por el de entecar y para ser libre resultaba indispensable, cada día, disparar un cuento de niños a los adultos.

¡Ay amigos, cuando descubrió el humor, supo que ganaría la guerra!

4 comentarios:

  1. Sobredosis de humor para robar la sonrisa y la risa, inyecciones de ternura sin antídoto ni vacuna protectora.
    Esa Cristina ya tiene una aliada.

    Mil besitos, Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hagamos una banda!!! Me apunto con vosotras.

      La ternura es un virus vital.

      Besos, besos, tú eres sólo besos!!!

      Eliminar
  2. Esta inspiración tuya me encanta, estas que te sales. Enhorabuena poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mi espiración es, donde va a parar, mucho mejor (jeje)!

      Muchas gracias Rita, ya contarás como te van los bolos!!!

      Eliminar