sábado, 10 de septiembre de 2016

LA CAMARERA MODIGLIANI




Jeanne Hebuterne por Amadeo Modigliani


LA CAMARERA MODIGLIANI
A las anjanas del Anjana

No entiendes si te digo
que tu cuello es Modigliani,
que acróbata, me embebes más
que los vasos que me sirves,
que maldito soy
sólo porque te miro.

Las propinas -no sospechas-
son cartas de amor a la intemperie,
rúbricas lúbricas de una soledad
con vocación de dejar de serla.

Que si comparo tu cuello
con el de una jirafa
es porque quiero treparte como un sátiro
o una enredadera,
según los humores lunáticos
con que atiendas ese día.

Y comparo tu fuerza al poner las mesas
con los trabajos de Hércules,
y te hago épica como un beso nunca dado.
Y te ofrezco mi hígado
-el único corazón que me queda-
para que sirvas en él y le cobres
el precio desmedido del olvido.
Y sin embargo y pese a todo me recuerdes
como si no me hubiera suicidado
en la partida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario