miércoles, 28 de septiembre de 2016

CAPERUCITA FEROZ

(Con una Caperucita como Mónica Bellucci, ¿qué Lobo está a salvo?)



CAPERUCITA FEROZ

A la Orquesta Mondragón.
 

Sus palabras eran como una luna llena, como una bala de plata directa al corazón. ¿Qué lobo, que se preciara como tal, podía resistirse a tan animal Caperucita?

Y sus ganas de adentrarse en el bosque, y esas minifaldas a lo Brigitte Bardot, y esas pecas consteladas por su escote, convertían el hambre en manada desbocada. 

Para más inri, la mina era argentina; de esas que te hacen doblemente el amor: de cuerpo y de palabra.

¡Lengua viva, hadita libertina, merienda de lobos: sólo puedes resistirte, huyéndola!

8 comentarios:

  1. Al leerte me entran las dudas de quién tenía más peligro en el cuento. Si la "candidez" de Caperucita o la "ferocidad" del lobo.
    Retratas a Caperucita como una auténtica lolita o la tentación viste de rojo pasión.
    Un placer leerte, siempre.

    Grande, La Orquesta Mondragón!!
    Marcó una época.

    Mil besitos, Jorge.

    ResponderEliminar
  2. Sí, algo de ninfula perversa tiene esta Caperucita.
    Es placer es más mío que tuyo, me encanta que me leas y comentes mis chorradicas.

    ("hola mi amor, yo soy tu lobo...." Grandes, hace poco los vi por primera vez y me encantaron.

    Mil colmillos!

    ResponderEliminar
  3. Dicen que de la tentación hay que huir, pero despacio…para que pueda alcanzarte…

    A veces vale la pena caer en las redes ;-)

    Un placer, y mil Bsoss.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta esta Caperucita Feroz. Hacer el amor con el cuerpo es muy fácil. Hacerlo con la palabra es difícil, pero de esa forma no eres capaz de poder escapar....

    Un abrazo poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto corporal como linguisticamente soy desastre! El narrador sí que parece que tiene algo de experiencia, o se las da.

      Una abrazo también para ti Rita, y disfruta este miercoles azul!!!

      Eliminar
  5. Como huir de una tentación así, si lo mejor de esta mísera existencia es precisamente esto, dejarse atrapar y atracar todo lo prohibido.

    Bendita Caperucita y bendito lobo, fieros ambos, que perpetraron en lujuria.

    Un saludo, Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus pecaminosos consejos Yayone! Ya lo dijo el inglés "lo mejor forma de evitar la tentación es caer en ella".

      Me gusta eso de "perpetrar"

      Otro saludo prohibido, Yayone!

      Eliminar