lunes, 12 de septiembre de 2016

AFRODITA SALIENDO DE LA DUCHA


Parte del cuadro "El nacimiento de Venus" de Botticelli.



AFRODITA SALIENDO DE LA DUCHA

¡Inauguras la mañana con tu desnudo,
bien empezamos!

Y aunque de fulgor moreno
tu melena se embrave al salir del aseo,
tiñes de oro al descarado desayuno.

Vienes y vas, marea matutina,
del baño al vestidor, del vestidor al baño,
en un vaivén apresurado de sirena obrera.
Y yo te observo, te escruto, te tiento.
Las legañas, rendidas a tus pies,
desvisten, solidarias, mi mirada;
proponen la rima conyugal
que acostumbramos a reservar
para los sábados: ¡un anticipo al menos,
no piden tanto! 

Y por cabreo,
más que a Afrodita
comparo tu cabello a la Medusa.
Y me reprendes y reprochas,
me tiras la toalla como un flecha.
Y me pones ojos furiosos
(tan hermosos)
que rectifico con la boca pequeña
la inoportuna metáfora.

Y te vistes y te vas
y cierras la puerta
y me dejas de piedra
(ahora das tú, la razón a la metáfora)
y me lanzas un beso sonoro
desde el ascensor que no me sacia,
abandonándome encendido
a las labores de la casa.

-Otro día más –me digo
-sin travesuras-.

6 comentarios:

  1. Cómo te ha cundido ese vermut. Me ha encantado esta Afrodita saliendo de la ducha.

    Un abrazo poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rita, más que al vermut, este poema bebe de la cafeína matutina.

      Otro abrazo para ti!!!

      Eliminar
  2. Intuyo un tono autobiográfico de todos nosotros. Aaah... la rima conyugal que no llega.
    Genial y divertido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nacho!!! Totalmente autobiográfico, con licencias poéticas como que me abandono a las labores de la casa... que mi musa me ha dicho que no hago nada en casa, cómo son!

      Eliminar
  3. Un juego seductor que compaginas con las imágenes tan bellamente retratadas.
    Me gusta el latir de tu pluma... Destila emociones.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joe, me he puesto nervioso al leer tu comentario: uno porque no eres de mi círculo de familiares y amigos (asunto que espero solucionaremos), y dos, porque captas la clave del poema, lo que quise transmitir, el juego amoroso.
      Muchísimas gracias también por tus hermosas palabra Auroratris.
      Pd: Veo que también sufres de palabritis, ahora mismo me convierto en tu seguidor.

      Eliminar