miércoles, 16 de marzo de 2016

LA MUJER LLAMA



LA MUJER LLAMA


Encendida y aprendiendo su lección de las estrellas
De Poética de la Llama, León Felipe.

¿Qué noche es capaz de resistir el galope de su sangre? ¿Quién no se ofrecería voluntario para custodiar la gravedad de sus ardores? ¿Cómo no imaginarse brujo o mártir entre su hoguera?

Todo es incendio en ella: el fogonazo azul que peca en su mirada, su lengua de mecha y llamarada, esa cadera de mil demonios o la combustión que se produce durante los encuentros clandestinos. No tengo duda, todo en ella es incendio.

Un alma que es grito luminoso, que pregona pirómanamente la libertad y sus pasiones: lumbre cósmica, fulgor flamígero, fuego y más fuego.

Alguien diría que parece hecha de fuegos fatuos, y diría bien.





No hay comentarios:

Publicar un comentario