lunes, 7 de marzo de 2016

EL LENGUAJE DEL MAR




EL LENGUAJE DEL MAR


Solo este mar que nos comprende es capaz de medir
la soledad de nuestras vidas
Francisco Luis Bernárdez

-¿En qué exótico alfabeto escriben las olas del mar sus palabras de espuma?, ¿qué piedra Rosetta nos descifra su música de mantra ultramarino?, ¿cúanto de galope y furia hay en su azul?- pensaba la bañista, retando a la inmensidad con su desnudo.

-El mar es un espejo que se hace añicos en mi cuerpo- o –son luciérnagas de agua, minúsculos faros, sus destellos- se decía a sí misma, como poseída de sal.

-¿Seré yo una más de sus naufragios?, ¿sirena desterrada tal vez? ¿roca que espera que la besen mil lenguas?-  se cuestionaba ya, regresando a tierra firme.

Volvió a su lugar escogido en la bahía, se tumbó sobre la arena y juró, por todas las profundidades habidas y por haber, que nunca dejaría de ser poema (algo importante, debieron decirse al oído, ella y el mar).

No hay comentarios:

Publicar un comentario