jueves, 17 de marzo de 2016

BALADA DEL FARO OLVIDADO


Antiguo faro de Punta de Pechigera en Lanzarote.


BALADA DEL FARO ABANDONADO


Yo que alumbré la travesía de príncipes y navíos, de aventuras ultramarinas y pescadores locales; yo que tuve un papel protagonista en todas las cartografías, al que cantaron poetas, donde los místicos encarnaron sus encuentros eróticos; ¡yo!, ¡el faro de destellos como latidos!, ¡el más terco contra las olas!… heme aquí,  arrinconado de las nuevas rutas marítimas, decadente como un candil o un aristócrata arruinado, ofreciendo mi guía a las estrellas que no me necesitan, pidiendo, rogando a los corales un poco de atención.

¿Habrá un cementerio de faros para orientar la eternidad? ¿Los hombres harán caso a mis lamentos luminosos? ¿El salitre acabará conmigo o tendré otra vida en las profundidades, quizá como consuelo de pecios hundidos? 

¡Qué sola se quedará la noche cuando yo no esté!

No hay comentarios:

Publicar un comentario