miércoles, 20 de enero de 2016

LA SOMBRA DEL TREN SOBRE LAS COPAS DE LOS ÁRBOLES







LA SOMBRA DEL TREN SOBRE LAS COPAS DE LOS ÁRBOLES


Siempre me ha parecido que un paisaje es la narración de alguna historia, que si me esfuerzo por descifrar, acabaré entendiendo. En esta curva disfruto mirando el testimonio de los vagones sobre las hojas.

-La que pasa soy yo-, me digo, toda metafísica. –Tú eres la curva, el tren, la sombra y la copa de los árboles-, me responde el viento, que siempre está atento a mis impertinencias. Algo me reclama desde esa curva que considero mágica, porque sólo allí, me trepan los acertijos. En el fondo este espejismo, creo, es un sueño revelado.

El día menos pensado me dejo de vaguedades y me pongo a mirar, con toda la fiereza de la que soy capaz, las sombras del velamen de los barcos sobre el puerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario