lunes, 11 de enero de 2016

EL NÁUFRAGO



¿Quién no ha lanzado un mensaje al mar?



EL NÁUFRAGO


Lo más importante que hizo en la vida fue naufragar. Así que decidió sacarle partido al asunto y comenzó a dar conferencias sobre los beneficios de sus hundimientos a lo largo y ancho del país (hay quien dice que también pronunció charlas por las dimensiones interiores, pero ese es otro microesoterismo).

Total, que nuestro personaje se ganó una reputada fama de charlatán; daba gusto escuchar su apasionada Poética del naufragio, o aquella otra,  Náufrago de sí mismo, que aunque se parecía misteriosamente a ciertas doctrinas de los presocráticos, llenaba hasta la bandera, tanto auditorios universitarios como tabernas de puerto. 

Su fulgurante carrera de cantamañanas se truncó definitivamente, cuando los empresarios del sector de los cruceros interpusieron una demanda mortal y lo dejaron fuera del juego. Las únicas que apoyaron su lacónico olvido fueron las sirenas, qué sé yo por qué leyendas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario