martes, 1 de diciembre de 2015

LA SIRENA INTERIOR

La "Sirena Varada" en Santander


LA SIRENA INTERIOR


La verdad que las clases de mitología del instituto me afectaron mucho, pero no hasta este punto. Me hice un chequeo rutinario y descubrieron que por mi sangre navega una sirena. He recibido propuestas de universidades y programas de televisión para mostrar a mi sirena interior, pero las he rechazado. Prefiero que discreta, cante por mis venas: ¡provoca tanta plenitud! Además, está más que demostrado, la leche de sus pechos vigoriza la corriente sanguínea.

Parece que le gusta surcar el corazón. Se queda un rato escuchando el sístole y el diástole, como descifrando una melodía que, seguramente, utilizará para sus partituras musicales. En la noche se me sube a la cabeza y me devora los sueños.

He consultado a un sirenólogo porque en las últimas semanas la he notado muy triste; sus lágrimas son perlas y se me alojan en el riñón. Me dice que me inyecte un marinero, a ser posible que haya viajado por los siete mares y con tatuajes mágicos.

En cuanto solucione su soledad, decidido, me matriculo en Alquimia. Con suerte, me convalidan lo de la sirena.

3 comentarios:

  1. Genial, tío. Compartirás algún día el secreto de tu loca inspiración?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajjaja..... Gracias Nacho!!!! El secreto consiste en una dieta rica en extravagancias y miel, mucha miel.
      La verdad que te agradezco mucho los comentarios, estos días son de ésos, en los que uno quemaría todos sus textos. No me fio, ni un pelo, de mi supuestas habilidades.
      Un abrazo amigo!!!

      Eliminar
    2. Hoy me ha salido un poema, respondiendo a tu pregunta. A ver qué te parece?

      Eliminar