miércoles, 26 de agosto de 2015

LOS ÚLTIMOS DÍAS DE LIBERTALIA

Mira que intentaba hacer un texto político, pero al final me ha salido este churro churrigeresco... o de cómo convertir una buena idea en una tontería.

Libertalia estuvo situada en Madagascar según el Capitan Charles Johnson



LOS ÚLTIMOS DÍAS DE LIBERTALIA

A Dani Baile

Tras veinticinco años de república fraternaria en Madagascar, el capitán Misson reunió a sus lugartenientes. Expuso con claridad la situación: morir y ser olvidados o vivir y difundir sus ideales utópicos.

El clérigo Caraccioli eligió la muerte, como no podía ser de otra manera para un hombre comprometido con la vida. A Thomas Tew, cronista y albacea metafísico de Misson, se le encomendó llegar a París y difundir la palabra de Libertalia. Cumplió su promesa y continuó su fértil carrera de corsario. El capitán intentó fundar otra colonia, pero le sobrevino el famoso naufragio huracanado y, contrario a lo que cuentan los cuentistas, logró arribar, tras pasarlas canutas por África, a las costas de Cádiz.

Cansado de tanta aventura idealista, pero picado por la fiebre fundadora, abrió una cadena de tabernas por el sur de España. El éxito rotundo se debió al ambiente de proto-ilustración que se bebía en los locales. Lo más granado de la intelectualidad del tiempo se reunía allí; bien por sus comidas exóticas, bien por escuchar las portentosas hazañas. Dicen, e igual es mucho decir, que el mismísimo Miguel de Cervantes acudía a las tertulias. Lo que es rigurosamente cierto, es que Lope de Vega se inspiró en Misson cuando escribió Peregrino en su patria.

El espíritu libertario, que de vez en cuando asoma en los ibéricos entre sus charangas y panderetas, parece llevar su firma.

¡De las apariciones de su fantasma por los burdeles de Andalucía, mejor, ni hablamos!

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Qué fotaca te has puesto! ¡Gracias Nacho! A ver si le meto mano a tú Layla, que hace tiempo que no la frecuento. Un abrazo.

      Eliminar