lunes, 25 de mayo de 2015

LA MARIPOSA MONARCA

Otro micropasatiempo...

La mariposa monarca.
(Las mariposas son flores volanderas)



LA MARIPOSA MONARCA

Su obsesión por la mariposa monarca había llegado a límites más que alarmantes. Su piel había adquirido tonos anaranjados por un efecto de simpatía o por la dimensión cromática de las neuronas espejo, quién sabe, los entomólogos todavía no se han puesto de acuerdo.

Sus amigos tampoco se extrañaron cuando desapareció durante unos meses en su crisálida. Todos conocían su inclinación huraña, así que no quisieron molestarlo.

La única que se preocupó fue una vecina que lo espiaba desde el piso de enfrente. Sobre todo cuando le nacieron alas y comenzó sus torpes intentos de volar por la terraza. La vecina llamó al jardín botánico y a la facultad de ciencias, pero dado lo inaudito de la historieta, los especialistas no le hicieron caso alguno.

Lo más raro es que no decidiera migrar a Michoacán o la costa de California, sino a un pueblecito del sur, cerca de Cádiz, donde había veraneado durante su infancia. Cosas de lepidópteros, qué sé yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario