martes, 26 de mayo de 2015

LO SAGRADO

Vaya, parece que me lo paso bien escribiendo sobre este sin Dios llamado Poética...

(Me tomaré una pausa para otros proyectos pendientes, así que tardaré un tiempo en volver por estos ruedos bloguísticos. Seanme infieles, lean!)

La carta de "El loco" en el Tarot.
 
LO SAGRADO

El último vagabundo que vio Poética les dejó como herencia su hatillo. Las sibilas en seguida se percataron de la importancia del legado y construyeron una cripta bajo el parque de atracciones y, aunque no venía a cuento, un jardín esotérico en la periferia.

En todas las lunas crecientes, un vuelo de paganismo empapaba a los Habitantes e intentaban adivinar qué mensajes divinos encerraba su santificado petate.

Los arlequines se decantaban por un primitivismo barroco dentro de una caracola. Los niños pájaro apostaban más bien por la representación de un dios canica. Los chamanes aseveraban que no es lo mismo jugar con lo desconocido que con lo vedado, y tan anchos.

Un verso libre se atrevió a profanar el misterio y abrió el hatillo. Lo sagrado se mostró en todo su esplendor y un eco o latido golpeó Poética. Su divinidad era una caja de cerillas. ¡El fuego había regresado de su olvido!

No hay comentarios:

Publicar un comentario