sábado, 16 de mayo de 2015

LA EXÓTICA PERIPECIA DE NACHO ACHÚTEGUI

Entre que el otro día echaban por la tele, la película "El extraño caso de Benjamin Button" basada en un cuento de Fitzgerald, y que le había prometido a un colega que iba a inmortalizarlo como personaje, el resultado es este divertimento.

El título es la versión castiza y exuberante del nombre del cuento, en fin que ahí va...

"El origen del mundo" de Gustave Coubert.



LA EXÓTICA PERIPECIA DE NACHO ACHÚTEGUI

A Nacho, por sus marroquinerías.

Su viaje al país de las vaginas no fue tan placentero como parecía. Sus conocimientos ginecológicos no se mostraron de mucha ayuda a la hora de la verdad. ¡Si ya es un misterio la mujer, la hondura de sus profundidades ni os cuento!

Parece ser que las lecciones que aprendió (si es que sacó alguna de su paso por la maravilla), las recopiló en el llamado Cuaderno Lunar. Dejó bien claro, que no se publicase hasta su muerte. 

De su más que dudosa aventura,  le queda un deje fosforescente en su forma de conversar y un atlético interés por los esoterismos.



2 comentarios:

  1. Jajaja, cuando dejaron de ser placenteras las vaginas. Gracias, Jorge, por inmortalizarme. Lo del Cuaderno Lunar... me pongo a ello, nunca se sabe cuando nos alcanza la flaca.

    ResponderEliminar
  2. jajajajjaja, dale, dale, ya me lo enseñarás como lo llevas.. Un abrazo literario

    ResponderEliminar