lunes, 18 de mayo de 2015

EL CERRO DE LOS POETAS

Entra dentro de ese territorio difuso que me preocupa, pero no me he encontrado muy a gusto escribriéndolo. No sé, no sé...

(Supongo  que habré de tomármelo como práctica diaria de la escritura, a la espera del duende esquivo)


El Cerro Colorado en Sonora (Mexico)



EL CERRO DE LOS POETAS

(Los colibríes y las libélulas lo rehúyen. Sólo crecen jaramagos por sus alrededores. La lluvia pasa de largo, maldiciendo.)

La guerra civil por la hegemonía de sus teorías literarias fue el episodio más funesto de Poética. Su última batalla se libró allí. ¿Qué gusano o termita del diablo promovió asesinar por un verso? ¿Qué deseo de abismo impulsó a los adivinos a acabar con los juglares?

Las piedras hablan de narcisos y voceros, de cipreses y de curas, de ortigas y de celos. La lucha entre sinónimos fue de lo más encarnizada. ¿Cómo pudieron matar en nombre de la lírica?

Los Habitantes compusieron Balada del Cerro de los Poetas como corazonada para futuras generaciones y aprobaron por unanimidad, prohibir el Yo y sus delirios.

2 comentarios:

  1. Tienes una frescura y una imaginación envidiables. Que las musas te pillen trabajando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de fresco ya me lo ha dicho varias camareras!!!!... Gracias Txisco, para mí, tú eres un ejemplo de escritura y de persona, envidia yo a ti.

      Eliminar