viernes, 27 de febrero de 2015

BAMBALINAS DEL PERSONAJE



Me he divertido haciendo éste..., éste..., éste lo que sea. Cuando sucede esta sensación de diversión, siento que he acertado, al menos conmigo mismo.


¡El auténtico Facebook!


EL PERSONAJE

“Las personas reales están

repletas de seres imaginarios”

Graham Greene





Soy el personaje de este relato. Desconozco cómo he venido al mundo, pero aquí estoy. No tengo la menor idea del propósito de contarles mi historia. Ni siquiera hablo, ustedes escuchan el monólogo interior de mis pensamientos, asunto que espero que a ustedes les parezca tan raro como a mí. Dudo que mi manera de razonar sea así de ordenada. Por ejemplo, ahora me asalta el recuerdo de mi padre cuando íbamos a coger cangrejos de río, allá por una infancia que ignoro totalmente. Siento unas manos de escritor que manipulan mi discurso. ¿Con qué intenciones?

Sé que el autor de este relato ha puesto una cita para introducirme ante ustedes. Al menos podría haber tenido la amabilidad de hacer que yo la supiera y no tenerme en la inopia.

A esta altura habrán deducido que entre el autor y yo, la relación literaria no va nada bien. Me oculta cosas. Sé que miente. No creo que le importe demasiado, más allá de estos renglones. Estoy convencido que me olvidará rápidamente con alguna otra de sus lúbricas ficciones. No se engañen no es ningún Dios, más bien un falsificador de tres al cuarto. Si apenas le importo yo, que soy hijo de su imaginación, les aconsejo que tampoco esperen demasiada consideración por ustedes. Yo les aviso, y ya se sabe que el que avisa no es traidor, como el autor.

Como despedida tengo la súbita necesidad de advertirles que los seres imaginarios como yo están repletos de personas reales como él, como ustedes. Y me quedo tan ancho.

2 comentarios:

  1. Original, brillante y muy divertido. Bien puedes darte por satisfecho, Jorge.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Txisco. Que te guste a ti, para mí es un premio!

    ResponderEliminar