martes, 27 de enero de 2015

RECADOS MATUTINOS

Poema descatalogado de hace la tira de años. Con ese estilo buscado de sencillez y cotidianidad, aún no siendo muy potente, lo guardo con cariño.

Unos versos que hablan de como lo exterior es una excusa o pregunta para dejar salir las obsesiones interiores.

Ahora me siento un poco lejos de esta forma de escribir o de sentir.

Notas recordatorias en un frigorífico.


RECADOS MATUTINOS

El banco no disponía de respuestas.
Dijeron
que la voluntad
es una doctrina económica
pasada de moda,
que el olvido devalúa
la importancia de los recuerdos,
que las utopías
de los poetas clandestinos
subren de un déficit crónico.

La panadería rehusó mi pedido.
Dijeron
que la esperanza
arde en hornos más altos,
que pruebe a comprar amor
por correspondencia,
que se oyen rumores
de libertad a precio de pan
en estanterías de lejanos supermercados
como tambores.

La tintorería devolvió mis alas.
Dijeron
que el tejido de mis plumas
no era inmune a los fracasos,
que el tiempo descose los sueños
(cada ticket de resguardo más descoloridos),
y que el alma
solo es posible
lavarla a mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario