domingo, 18 de enero de 2015

LA MUSA


Este microrrelato, si tiene algo de interesante, es la utilización de un recurso nuevo (al menos para mí), saliéndome un poco del texto tradicional, construyendo varias historias a la vez con la ayuda de los márgenes.... vaya, no voy a seguir descuartizando el relato que se trata de ser cuentista, no forense.
Espero que os guste.

Verde que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.... verde musa


LA MUSA

Durante los años de colegio se fascinó por el aura majestuosa que irradiaba su feminidad. Su sola presencia le inspiraba una suerte de sentimientos sublimes.  En la Universidad trató de impresionarla sacando las mejores notas para demostrarle que en prodigio podía estar a la altura. Sus primeros trabajos estaban destinados a perfeccionar su espíritu con el afán de seducirla. Como ella hacía deporte, se inscribió en el equipo de atletismo de la ciudad y obtuvo dos medallas de oro por si tenía alguna empatía con los metales preciosos. Durante el tiempo  que fue artista, la inmortalizó en sesenta y cuatro lienzos y diez sonetos. Trabajo duro  y se convirtió en hombre de éxito y fortuna.

A los quince años de rondarla, por fin consiguió el ansiado sí quiero y fue fieramente feliz a su lado[i] el resto de sus días.



[i] Yo era una mujer  vulgar, tirando a mediocre.  Él nunca lo supo.

Jorge Cafrune

No hay comentarios:

Publicar un comentario